Cómo IOTA puede beneficiar a las comunidades

Vivimos en una era digital, donde la tecnología ha facilitado labores que antiguamente eran complicados o incluso imposibles. Sin embargo, muchas de las tareas que realizamos en la actualidad podrían optimizarse aún mejor, motivo por el cual siempre se van desarrollando nuevas tecnologías e innovando en diversos sectores; como es el caso de la revolución de la Blockchain, los contratos inteligentes y el Internet de las Cosas.

Dichas tecnologías aunque fueron creadas por separado, varios proyectos han intentado unirlas. Uno de ellos es IOTA, el cual ha creado una blockchain 2.0 que no depende de mineros que verifiquen las transacciones, además que el uso continuo de la red ofrece un mayor rendimiento, lo que a su vez permite tener una escalabilidad infinita. Dicho proyecto está diseñado para el Internet de las Cosas, que no es más que la conexión existente entre los aparatos con los que los seres humanos interactuamos comunemente (teléfonos, lámparas, móviles, coches, entre otros).

En la actualidad ya hemos visto como muchos de los objetos se han vuelto inteligentes, como por ejemplo las cerraduras del hogar y las cafeteras. El problema está en que dichos objetos necesitan una plataforma donde puedan ser gestionadas, la cual sea segura y permita su correcto funcionamiento. De esa necesidad nació IOTA, un proyecto blockchain de código abierto que permite gestionar el Internet de las Cosas y tener la posibilidad de traspasar valor entre ellos. Además, la ciudad tecnológica Tapei, que planea convertirse en una ciudad Inteligente ha adaptado la Tangle de IOTA para poder gestionarla, lo que nos ofrece una perspectiva positiva acerca del proyecto y otra de las razones para invertir en IOTA.

Obviamente las comunidades se verían beneficiadas de una tecnología así por diversos motivos, como podríamos nombrar las siguientes ventajas que ofrece el Tangle:

  • Posibilidad de gestionar todos nuestros aparatos electrónicos.
  • Una plataforma segura, donde los datos no serán gestionados por ninguna empresa que puedan beneficiarse de ellos a nuestra costa y sin consentimiento.

Asociación de Vecinos, un beneficio comunitario.

Cuando se decide formar parte de una asociación de vecinos, se asume una gran responsabilidad puesto que serán las personas encargadas de buscar beneficios y soluciones a las problemáticas que se presenten en la localidad que se representan.

Si bien es cierto que es una gran cantidad de trabajo que se debe hacer y contar con disposición de tiempo, también trae muchos beneficios, tanto personales como colectivos, ya que se empieza con el despertar la conciencia, lo que favorece en la construcción de  una comunidad más participativa, lo que se traduce en desarrollo y crecimiento comunitario.

Con desarrollo y crecimiento de las comunidades se satisfacen las necesidades básicas, se solucionan problemas y la calidad de vida de sus habitantes mejora en gran escala y por ende la convivencia se vuelve más armónica y lo ideal es que con esas mejoras la participación vecinal se incremente.

La suma de esfuerzo de los miembros de la asociación y de los demás vecinos, fortalece la gestión de dichos miembros, ya que cada habitante aportará su grano de arena y buscarán construir una comunidad limpia acogedora,  rescatada para el beneficio propio y de los turistas y visitantes.

En fin esto es lo que busca la asociación de vecinos de Lanuza Casco Viejo, y por lo que tienen más de 40 años luchando por el beneficio de los habitantes de Zaragoza, quienes basados en un plan de trabajo han alcanzado logros significativos en su población, en cuanto maximizar y fortalecer servicios públicos, embellecimiento, construcción de espacios comunes.

Haciendo referencia a algunos de los proyectos materializados por esta organización vecinal se nombran: El Centro Infantil Gusanitos, Proyecto Duchas y Lavadoras, que se ha perpetuado, debido que con la crisis actual muchas personas no cuentan con los recursos económicos para pagar un servicio eléctrico y van desde otras poblaciones y reciben el beneficio.

Asociación de vecinos Lanuza Casco Viejo y sus proyectos recientes

Con una experiencia de más de 40 años la Asociación de Vecinos de Lanuza Casco Viejo,  ha materializado gran cantidad de proyectos que han permitido a Zaragoza crecer y ofrecer a sus habitantes espacios acordes para el sano esparcimiento y mejoras en su calidad de vida.

En el año que está por culminar las propuestas y/o proyectos generados por ésta organización vecinal fueron los siguientes:

Un proyecto autosustentable que brinda  grandes beneficios a los vecinos de la asociación de Lanuza Casco Viejo, tanto desde el punto de vista económico como ecológico, preservando el medio ambiente. Este programa lleva por nombre “Cómo Reciclar Correctamente en Casco Histórico” y se encarga de realizar charlas y talleres   con el fin de crear conciencia, así como una cultura de reciclaje y reutilización en la comunidad para minimizar la generación de residuos y desechos sólidos.

La asociación de vecinos ha iniciado un proceso de consulta para que los habitantes propongan el uso que se le dará a las instalaciones de la antigua iglesia de Santa María de la Magdalena que tras la culminación de los trabajos de rehabilitación está lista para ser utilizada en alguno de los múltiples proyectos que tiene la comunidad.

Otra propuesta de ésta naturaleza es darle uso al antiguo instituto Luis Buñuel, ubicado en la plaza de Santo Domingo, una estructura que tiene años en estado de abandono. Por lo que se considera que es una propuesta viable aprovechar estos espacios para evitar que se conviertan en una obra sin uso, la propuesta es que funcione como centro cívico y  lo mejor es que la inversión para ponerlo en condiciones para su utilidad sería de mínima inversión, ya que la estructura está lista, lo que se requiere es de detalles mínimos de infraestructura y la inversión mayor sería en mobiliarios.

Todo lo que debes saber sobre una Asociación de Vecinos.

Las organizaciones han existido desde hace muchísimo tiempo, con fines variados, en este caso se hace referencia a un tipo de organización conocido como  asociación de vecinos como su nombre lo indica se refiere a un grupo legalmente organizado por los vecinos que viven en una comunidad específica,  con la finalidad de trabajar por el bien común, en la búsqueda de soluciones a los problemas que se presentan en dicha comunidad, promoviendo actividades en resguardo de los intereses colectivos donde se respeta la diversidad de pensamiento.

Función de una Asociación de Vecinos

  • Representar a los miembros de la comunidad ante las autoridades para lograr convenios de desarrollo y fortalecimiento.
  • Buscar soluciones a los problemas de la comunidad para dar respuestas de manera satisfactoria a las solicitudes del colectivo de una forma más rápida.
  • Trabajar para lograr una comunidad con equidad, fraternidad, respeto y democracia.
  • Salvaguardar los intereses comunes de los habitantes de la comunidad.
  • Luchar por la organización de la colectividad ideando acciones efectivas a fin de mejorar su calidad de vida.
  • Incorporar a los habitantes de la comunidad en los planes de trabajo de la asociación.
  • Perpetuar los proyectos que han resultado positivos y generar propuestas viables para el crecimiento y desarrollo de la comunidad y deben ser presentadas en asamblea de vecinos.
  • Someter a elección de forma democrática con la participación de la mayoría de los habitantes de la comunidad.
  • Enmarcar las propuestas en la preservación de los recursos naturales con que cuenta la comunidad.
  • Articular con los entes gubernamentales, empresas y organizaciones sin fines de lucro como apoyo para materializar los proyectos generados.
  • Elaborar los presupuestos, balances financieros y estados de cuenta para presentar en asamblea de vecinos.
  • Convocar dentro de las normas reglamentarias las reuniones de las Asambleas de vecinos y la Junta Directiva al finalizar cada año para revisión de logros y corrección de fallas.